martes, 10 de julio de 2007

HISTORIA DE LA PALABRA COROTO




Esta entrada la tomé de http://juancarloschirinos.blogspot.com/2005/12/coroto.html. Espero que les guste.




¿Vienen los "corotos" de Corot? Aquí, el presunto héroe epónimo retratado por Félix Bracquemond en 1861.
...hoy se presenta la palabra coroto. Su historia es tan hermosa como su significado. Aunque al final pondré la definición de mi botín principal, el Diccionario del habla actual de Venezuela, quiero colocar aquí la explicación que hace Ángel Ronsenblat, tanto por la importancia del personaje como por lo sabroso de la historia. Yo la he tomado de Universalia en línea, que es la revista del Decanato de los estudios generales de la Universidad Simón Bolívar, pero este texto pertenece a Estudios sobre el habla de Venezuela. Buenas y malas palabras, Caracas, Monte Ávila Editores, 1984:
¡Adiós, coroto!
En la palabra coroto cabe el universo entero. Aunque se le conoce también en el Ecuador, Colombia, Panamá, Santo Domingo y Puerto Rico (con el valor de trastos, trebejos, bártulos, baratijas), en todas esas regiones su uso es limitado, y se debe sin duda a expansión venezolana.Sobre el origen de coroto hay una hermosa anécdota. Se dice que Guzmán Blanco trajo de París un lienzo de Corot, el famoso paisajista. El general solía recomendar machaconamente al servicio: ¡Cuidado con el Corot!. Las criadas empezaron a burlarse del coroto del general, y la expresión se extendió a objetos más diversos.Una variante de la anécdota atribuye dos cuadros de Corot al general José Tadeo Monagas. Al desplomarse la dictadura monaguista el pueblo saqueó la residencia presidencia y arrastró por las calles los dos Corot, particularmente apreciados por el presidente. Uno de los excontertulios, al ver la suerte infortunada de los cuadros exclamó: ¡Adiós corotos!.La explicación es demasiado bonita para ser verdadera. Además, la palabra coroto era general ya antes de la época de Guzmán Blanco, antes de la caída de los Monagas, que fue en marzo de 1858, y seguramente antes de la existencia misma de Corot.El testimonio más antiguo que tenemos hasta ahora es de Núñez de Cáceres, en su Memoria sobre Venezuela y Caracas, probablemente de 1851 ó 1852. Coroto era la cosa inútil, el cacharro roto. En toda la literatura venezolana son infinitos, y las acepciones, diversas. Puede designar un objeto de nombre desconocido o que no se quiere nombrar: ¡Alcánceme ese coroto!, ¿Qué coroto es ése? O un objeto despreciable: ¡Tire ese coroto! Pero puede abarcar todos los objetos de una casa, incluyendo los muebles, o todas las mercancías de un establecimiento, con la estantería: ¿Fulano se marchó con todos los corotos!, ¡Estoy mudando los corotos! ¡Fulano con sus corotos!, se oye alborozadamente en las prisiones, porque es anuncio de libertad. Coroto puede ser también asunto, negocio. Es decir, que absorbe todos los usos de la palabra cosa: ¡Tengo hablarte de un coroto!, ¡Tengo que hacer un coroto!Estar metido entre los corotos es estar de punta en blanco, luciendo las mejores prendas. ¡Adiós, coroto!, es expresiva exclamación de asombro. Y entregar los corotos (como entregar los papeles) es morirse: ¡Qué vida! ¡El día menos pensado uno entrega los corotos!¿Y de dónde viene una palabra tan afortunada si nada tiene que ver con Corot? Su origen es realmente humilde. Como el de casi todas las cosas grandes. Es sin duda una voz indígena.
_______________
Núñez y Pérez son menos literarios, pero más precisos en su segunda acepción:
Coroto. m. /2 coloq Cualquier objeto cuyo nombre se ignora, no se recuerda o no se quiere mencionar. Obs: Se usa como término genérico.

5 comentarios:

Amaru4U! dijo...

hola

Erik dijo...

es interesante saber que lka historia de los "corotos", podría no ser atribuidad precisamaente al episodio de los "Corots", pero quiero tambien recomendar un articulo de Jose Botello Wilson, en donde escribe acera del origen de importantes palabras del ideario venezolano, tal es el caso de los "macundales", referidos también a las cosas o tenencias de una persona. EN este caso, cuenta Botello Wilson, que al iniciop de la explotación petrolera en Venezuela, la mayor cantidad de mano de obra venezolana era contratada para labores de deforestación de campos, para lo cual se usaba una marca de machete proveniente de USA, "Mc Undale". Por tanto, al inicio de cada jornada, el capataz de grupo, dirigiéndose a sus subordinados, les indicaba: " agarren sus macundales que nos vamos a trabajar", refiriéndose evidentemente a la herramienta con la que realizarían su labor diaria. Desde entonces, cuando un grupo se moviliza, se refiere a los macundales, como las tenencias que se deben llevar a otro lugar...

Anónimo dijo...

También está el caso de la palabra Guachiman... que proviene del inglés Watch man, que quiere decir "hombre del reloj" y es que en la época de otrora, los vigilantes utilizaban relojes inmensos para controlar sus horas de ronda, pues en nuestro país no era una práctica usual.

douglas dijo...

Referente a la palabra adoptada por nosotros los Venezolanos wachiman, su origen en el ingles watchman; considero que su significado proviene de to watch (vigilar) y man (hombre) osea hombre que vigila, ya que es aquel que asumiendo su rol de protector de bienes, observa con la finalidad que todo este en su lugar.
a los muchachos de la 1qu01 tomen nota alla en la upel-ipb

Unknown dijo...

Este wacht no es de reloj amigo es wacht de mirar, la traducción seria hombre que mira o vigila